Image

Anuncios

Día Internacional del Libro

LOS GIMNASIOS ESTAN LLENOS, LAS LIBRERIAS SIGUEN VACIAS.

-Joaquín Sabina

Soy librera, y futura escritora… Siempre perseverante por intentar contagiar el gusto por el hábito de la lectura. Hay que pasar muchas horas en la vida entregados al silencioso y placentero hábito de la lectura, porque solo los lectores podemos entender lo maravilloso que es poder viajar tan lejos con tan solo un libro en mano.  Mi madre, por ejemplo, tiene el mejor de los negocios que cualquiera puede tener. Es parecido a mi cabeza: lleno de sueños e imaginación… Una librería. Lo más satisfactorio es que todos nuestros clientes, llegan con ganas de viajar a través de la magia que pueden crear las palabras, y en esos negocios tan parecidos al paraíso, la gente siempre entra, sale y regresa feliz.

Si no mal recuerdo, leí en un libro de Carlos Ruis Zafón esta hermosa frase:

Yo no entiendo cómo es que a nadie se le ha ocurrido embotellar aquel perfume a papel y magia que se percibe en las librerías.

Buen día a todos mis lectores, y a los lectores en general.

“Friducha”

Para poder entender, juzgar y admirar el arte de Frida Kahlo, debemos antes conocer todo lo que se esconde detrás de cada una de sus obras. Es una lástima que sea más reconocida por su bigote y por su uniceja, que por sus bellos escritos, sus significativas pinturas y su tormentosa vida.

Pocos artistas han sido capaces de plasmar de manera tan marcada y tan impactante emociones humanas,  y sobretodo personales. Como decía Diego, “yo pinto lo que veo, el exterior. Pero tú, Frida, pintas tu interior, pintas con el corazón”, y es eso precisamente lo que la hace tan auténtica como artista, como humana, como mujer, y como esposa de Diego.
Algunos ya sabrán, y otros no, que la relación de Diego y Frida comienza porque ella le pide opinión al, en aquel entonces, tan destacado pintor sobre sus primeros cuadros. Creo que poder calificar una obra artística es algo demasiado difícil y probablemente hasta imposible, porque la belleza es relativa, porque lo son los gustos y las percepciones del arte. Pero Diego vio en las pinturas de Frida lo que cualquiera que conoce su vida ve: la parte más humana de una mujer que llevó una vida de constante sufrimiento (físico y emocional).
Siempre he tenido un peculiar interés por este personaje, pero tras haber leído su biografía, visitado su casa, observado sus cuadros y visto la película interpretada por Salma Hayek, me ha encantado tanto su personalidad y su vida hasta identificarme con la artista mexicana por sus rasgos de personalidad. Pocos sabrán que Frida era de un carácter único, auténtica, con mucho brillo en los ojos, mente curiosa e inquieta, amorosa y peligrosa cuando quería, terca y fuerte, pero muchas veces débil ante su Diego, del cual estaba tan enamorada como lo estaba de su México; independiente, inteligente, libre y liberal, apasionada, optimista. Humanísima. Sus cuadros son más claros que cualquier biografía escrita, son las palabras de su corazón convertidas en color, y de ellas podemos distinguir a una Frida que sufría por su enfermedad y por su Diego (sus dos accidentes, como ella misma describía), y a otra Frida que a pesar de todo, seguía sonriendo sin perder esa esencia de una personalidad femenina tan fuerte, sin perder esa energía que había logrado enamorar a su panzón, aunque también, como cualquier humano, con sus altibajos de ánimo debido a tantos tratamientos médicos y dificultades.

En cuanto a Diego y Frida, no encontré mejor descripción que ésta: “su relación era tan impredecible como los vientos de un huracán e igual de intensa”. Y es que ellos por sí solos ya eran dos personas muy impredecibles, independientes el uno del otro y a final de cuentas artistas, enamorados y libres. Porque ese amor que tenían mutuamente nunca fue razón para obstaculizar la libertad de cada uno, y eso es lo que hace aún más interesante la vida de Frida durante sus años como esposa de Diego. Antes que esposos, eran mejores amigos, compañeros y consejeros. Incluso Tina, una cercana amiga de la pareja, dio un brindis previo a la boda de los dos pintores mexicanos diciendo que “ella nunca había estado ni estaría a favor del matrimonio, por tratarse de una unión de personas supuestamente enamoradas pero que siempre terminarían lastimándose el uno al otro. Pero cuando una pareja decide casarse teniendo los ojos bien abiertos, es entonces una decisión muy valiente”. Comparto la idea, y sobretodo creo que Tina le dio al blanco respecto al matrimonio de sus dos amigos. Fue una pareja tortuosa donde las infidelidades mutuas estaban a la orden del día.

Quizá esperen oír de mí lamentos de “lo mucho que se sufre” viviendo con un hombre como Diego. Pero yo no creo que las márgenes de un río sufran por dejarlo correr

-Frida Khalo

No es, sin duda, una historia de amor estilo Hollywood o Disney, ni la relación ni sus propios personajes. Es una vida apasionante de una artista presa del sufrimiento. Sufrimiento que fue plasmado durante más de veinte años con pinceles y colores, y que hoy en día ha conquistado a muchos mexicanos y extranjeros amantes del arte.

Image

Por eso me gusta montar a caballo, también.

Hoy alguien me dijo que le gustaba verme montar, porque se notaba lo mucho que lo disfrutaba. Jamás alguien me había dicho algo tan cierto, y me hizo automáticamente recordar algo.

Han leído o visto la película de Dear John? Si no lo leyeron, lo recomiendo mucho. Si la vieron, LEAN EL LIBRO porque es la película inspirada en un libro más chafa que he visto en mi vida, jaja. Suena a otra tediosa y aburrida novela romántica, pero es una de mis favoritas porque no solo muestra a un par de adolescentes derramando amor, sino que también tiene un lado muy independiente a la relación de pareja… muestra una pasión hacia los caballos, y dentro de la historia hay una parte demasiado humana donde se habla sobre el autismo. Léanlo, de verdad.

Soy de las que subrayan frases cada vez que leo algo, sin excepción. En el caso de este libro, hay dos fragmentos en específico que me encantan y con los que me identifico demasiado: el primero, la descripción de lo que yo también siento al montar; esa paz en el cuerpo y esa plenitud en el alma que solo los que estamos verdaderamente apasionados por algo, podemos llegar a sentir. Y el segundo, la enorme verdad de que ver a alguien haciendo lo que más le apasiona, será el momento de más plenitud y felicidad en el que jamás podrás ver a esa persona. Les comparto aquí esos dos fragmentos…

–El surf es un deporte solitario, uno en el que los largos intervalos de aburrimiento se solapan con los de actividad frenética, y que te enseña a fluir con la naturaleza, en lugar de luchar contra ella… Se trata de encontrar el equilibrio justo. Al menos eso es lo que cuentan en las revistas de surf, y he de admitir que estoy bastante de acuerdo. No existe nada tan emocionante como colarse bajo una enorme ola en forma de tubo y vivir entre una pared de agua mientras la ola enfila hacia la costa. Pero yo no soy como la mayoría de esos chavales con la piel curtida y el pelo lleno de trenzas que se pasan todo el santo día, cada día, haciendo surf porque creen que es el no va más, la experiencia más sublime de esta existencia. No lo es. Yo lo hago porque el mundo es un lugar TERRIBLEMENTE RUIDOSO, y cuando estás ahí solo, en medio del mar, deja de serlo. Incluso eres capaz de escuchar tu propia respiración.
–Como montar a caballo- concluyó Savannah.
–¿Cómo?
–Lo que estás diciendo. Por eso me gusta montar a caballo.

Esta soy yo. Mi mayor pasión, mi mejor compañía

(…) La pasión es pasión. Es el entusiasmo entre los espacios tediosos, y no importa hacia dónde vaya enfocada. 
–Exactamente. Pueden ser monedas o un deporte o política o caballos o música o fe… La gente más triste que he conocido en mi vida es la que no siente una pasión profunda por algo. La pasión y la satisfacción van cogidas de la mano, y sin ellas, la felicidad es temporal, porque no existe entonces nada que la haga perdurar. Me encantaría escuchar a tu padre hablar sobre monedas, porque es entonces cuando ves realmente a la persona en su mejor momento, y he descubierto que la felicidad del prójimo es, normlamente, COTAGIOSA.    

Dear John de Nicholas Sparks

Piratería: otra consecuencia de la mala educación en México

Me han contado que los piratas existían en épocas pasadas, pero yo a diario los veo caminar y negociar por las calles de mi México.

La piratería es un tema bastante interesante del que hablar pero al que muy pocos se enfrentan. El mercado chino en la  globalización es un ejemplo clarísimo… Made in China por aquí, Made in China por allá. Pero China no es el único país del que pod
emos hablar respecto al tema. Hasta hace apenas un año, las estadísticas demostraron que en México 9 de cada 10 mexicanos compran productos piratas (principalmente CDs, DVDs y ropa) estando totalmente conscientes de que no están adquiriendo algo original. México se encuentra dentro de los primeros 20 países con mayor índice de piratería, tanto de consumidores como de fabricación.
El mayor problema no viene del que genera y vende productos imitados, sino de la cantidad de personas que los consumen. Es lógico que el crecimiento de la piratería está estrechamente relacionado con la educación de los países consumidores. La compra de esos productos es parte de la ignorancia, de la desigualdad y de la carencia de cultura en la sociedad mexicana. ¿Por qué es tan común ver bolsas, ropa, carteras, lentes imitando una marca? Porque nuestra sociedad es tan materialista y está tan esclavizada por la mercadotecnia, que poseer una playera Lacoste, una cartera Burberry o una bolsa Louis Vuitton, desgraciadamente puede colocarte -aparentemente- ante la sociedad en un status más alto. Porque en México unos pocos gastan más de 10 mil pesos en una bolsa de mano, y otros tantos viven con 20 pesos al día. Porque si mi vecina usa gafas Armani y eso la hace ver más importante, yo también quiero tener unas así. Porque para mucha gente usar algún producto de esas marcas, dice más que verte con un libro en la mano, cuando la realidad en países con su población impecablemente educada es totalmente diferente. Países donde no importa si tu playera tiene un letrero al frente indicando la marca, si tus zapatos son importados, o si tu bolsa es de un diseñador francés. Países donde la gente jamás crece en un ambiente de desigualdad, de piratería, y de apariencias. En el siguiente párrafo les comparto algo que me encantó, una explicación más breve y concreta de lo que intento explicarles…

“Hoy tristemente veo cómo prolifera la piratería entre mis allegados. Comprar y comerciar productos falsos pretendiendo ofertarlos como verdaderos o adquirirlos solo pone de manifiesto profunda ignorancia y el desesperado intento de adquirir un status tan falso como el artículo comprado. Compren y lean un buen libro, eso los acerca más a rozarse con un olimpo social, mucho más que una cartera vinílica o un cinturón de pseudodiseñador.”

-Mauricio Benhumea

No es suficiente con tener signos vitales, hay que tener brillo en los ojos.

Vivir nuestras pasiones, es la mejor y la más plena manera de vivir la vida. Porque la vida misma debe ser para todo humano la pasión principal, con la que se nace, con la que se debe crecer, y la que pocos conservan al morir. Porque son pocos los que no comen por necesidad sino por placer, que no estudian por obligación sino por satisfacción, que no trabajan por ambición sino por plenitud, que no duermen por pereza sino por recargar energía para amanecer al día siguiente con ganas no de sobrevivir, sino de vivir… PORQUE SON MUCHOS LOS QUE EXISTEN Y POCOS LOS QUE VIVEN.

En Egipto las bibliotecas se llamaban: el tesoro de los remedios del alma. En efecto, se curaba en ellas de la ignorancia, la más peligrosa de las enfermedades y el origen de todas las demás. 

-Jaques Benugne Bossuet

Closing time

Y bueno, para no hablar tanto de política (que creo que a muchos ya nos tiene HARTOS en esta época), les comparto el link de un video de una de mis canciones favoritas, que por cierto es el soundtrack de la película “Friends with benefits” que también se las recomiendo muchísimo.

Sin duda estos meses serán para mí un Closing Time

Nuestra alarmante realidad

Idiotas con micrófono, hay un mundo

Daniela S. Muniz

Esta frase me la dijo hoy una comunicóloga de la Universidad Panamericana y creo que es realmente cierta. Actualmente ser un personaje político importante, una celebridad, un empresario, no garantiza ser alguien con una alta capacidad para razonar, ni mucho menos para saber resolver problemas o muchas veces crear proyectos. Encontramos por doquier políticos para los que dar discursos y comunicar mensajes a la sociedad es parte de su vida y trabajo cotidianos, pero desgraciadamente muchos de ellos (puedo atreverme a decir que la mayoría) son solo eso: idiotas con micrófono. Cuando lo que realmente necesitamos en una escuela, en el trabajo, incluso en la familia, en una sociedad, y actualmente en nuestro país, son personas que sepan llevar a la práctica todo lo que dicen, expresan, transmiten y prometen.

“La gran paradoja de mis primeros comicios presidenciales: poder votar pero no tener por quién hacerlo… para eso esperé 18 años?”. Esto lo leí en el Facebook de un universitario, y es una lástima que los mexicanos este año nos veamos en la penosa situación de tener 4 candidatos a la presidencia del país y que no haya uno solo con credibilidad, capacidad, compromiso, pasión por el país, honradez… Peor aún, que los mismos ciudadanos se vean desinteresados en analizar detalladamente su decisión para Julio del 2012, se vean ya cansados de la situación actual del país y con una actitud mediocre. Por un lado, a los jóvenes no les interesa informarse de candidatos y propuestas políticas, y muchos se dejarán llevar por la publicidad que ven, por la ideología política de sus familiares mayores, o por lo que escuchan que “será la mejor opción”… Y por otro lado, tenemos a los adultos ya cansados de tantos años de un mal gobierno, insatisfechos con el pasado político de México, con la idea de que voten por quien voten, al final la corrupción será quien elija a nuestro próximo presidente, y sin esperanza alguna de que eso pueda cambiar. ¿No es acaso una situación alarmante tanto de parte del gobierno, los partidos y sus candidatos, como de las personas que forman parte de una sociedad “democrática”?

¿A dónde se dirige el país, si hay mexicanas que votarán por EPN SOLO PORQUE ES UN HOMBRE GUAPO? ¿En qué se basa la gente para tomar la decisión de elegir al personaje que dirigirá al país durante 6 años? En lo personal, estoy ya cansada con los espectaculares y anuncios de los candidatos a la presidencia, para ser más específica, cansada de la fabulosa campaña política de Peña Nieto. Y digo fabulosa porque está tan bien diseñada, que cualquiera podría olvidarse de todos los errores que el candidato ha cometido en los últimos meses; está tan bien diseñada, que estoy casi segura que quien no sepa realmente el perfil de ese candidato y no esté lo suficientemente informado, esa campaña será la mayor influencia para su decisión en las próximas elecciones. Lo que más coraje da de todo esto, es la cantidad de dinero que se gastan haciendo tan fabulosas campañas políticas. Si un candidato REALMENTE tiene “un compromiso con México” no puede gastar una cantidad tan descbellada de dinero, sabiendo las situaciones de pobreza extrema en las que gran parte de la población de su país vive.

Y eso es solo por mencionar un ejemplo, porque por supuesto que NO es el único candidato que ha tenido errores y que carece de capacidad para gobernar el país. Desgraciadamente de los 4 no haces uno solo, y el precio que sea lo tendrán que pagar más de 100 millones de mexicanos.

Yo no soy estudiante de derecho, ni tampoco sé mucho de política, pero lo que digo, critico y pienso, lo hago en base a lo que observo como joven ciudadana. Y por desgracia, es eso lo que a muchos nos hace falta (tanto ciudadanos como políticos): criterio ante las cosas, ante la realidad, ante el mundo tan grande y tan pequeño a la vez en el que vivimos. Ese criterio pienso que nace de la educación que se obtiene desde los primeros años… Y esa educación, es la UNICA manera de cambiar al país, la única y la más difícil. Porque educar a su población, es la tarea más complicada, tardada y efectiva a la que un país puede enfrentarse.