Piratería: otra consecuencia de la mala educación en México

Me han contado que los piratas existían en épocas pasadas, pero yo a diario los veo caminar y negociar por las calles de mi México.

La piratería es un tema bastante interesante del que hablar pero al que muy pocos se enfrentan. El mercado chino en la  globalización es un ejemplo clarísimo… Made in China por aquí, Made in China por allá. Pero China no es el único país del que pod
emos hablar respecto al tema. Hasta hace apenas un año, las estadísticas demostraron que en México 9 de cada 10 mexicanos compran productos piratas (principalmente CDs, DVDs y ropa) estando totalmente conscientes de que no están adquiriendo algo original. México se encuentra dentro de los primeros 20 países con mayor índice de piratería, tanto de consumidores como de fabricación.
El mayor problema no viene del que genera y vende productos imitados, sino de la cantidad de personas que los consumen. Es lógico que el crecimiento de la piratería está estrechamente relacionado con la educación de los países consumidores. La compra de esos productos es parte de la ignorancia, de la desigualdad y de la carencia de cultura en la sociedad mexicana. ¿Por qué es tan común ver bolsas, ropa, carteras, lentes imitando una marca? Porque nuestra sociedad es tan materialista y está tan esclavizada por la mercadotecnia, que poseer una playera Lacoste, una cartera Burberry o una bolsa Louis Vuitton, desgraciadamente puede colocarte -aparentemente- ante la sociedad en un status más alto. Porque en México unos pocos gastan más de 10 mil pesos en una bolsa de mano, y otros tantos viven con 20 pesos al día. Porque si mi vecina usa gafas Armani y eso la hace ver más importante, yo también quiero tener unas así. Porque para mucha gente usar algún producto de esas marcas, dice más que verte con un libro en la mano, cuando la realidad en países con su población impecablemente educada es totalmente diferente. Países donde no importa si tu playera tiene un letrero al frente indicando la marca, si tus zapatos son importados, o si tu bolsa es de un diseñador francés. Países donde la gente jamás crece en un ambiente de desigualdad, de piratería, y de apariencias. En el siguiente párrafo les comparto algo que me encantó, una explicación más breve y concreta de lo que intento explicarles…

“Hoy tristemente veo cómo prolifera la piratería entre mis allegados. Comprar y comerciar productos falsos pretendiendo ofertarlos como verdaderos o adquirirlos solo pone de manifiesto profunda ignorancia y el desesperado intento de adquirir un status tan falso como el artículo comprado. Compren y lean un buen libro, eso los acerca más a rozarse con un olimpo social, mucho más que una cartera vinílica o un cinturón de pseudodiseñador.”

-Mauricio Benhumea

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s