Para los escritores apasionados

¿Sabían que actualmente el 90% de los blogs en la web están inactivos? Hoy en una conferencia sobre la publicidad de las empresas en la web y redes sociales escuché algo muy cierto: tener un blog o cualquier plataforma web, no es tan fácil como la gente piensa. Es un verdadero reto y responsabilidad con los usuarios del internet, pero principalmente contigo mismo. En primera porque si vas a perder la continuidad del asunto, para qué lo haces. Y en segunda porque el poder de nuestras palabras en los medios actuales, créanme, tiene una influencia en los demás mucho mayor de la que cualquiera puede imaginar (comprobado matemáticamente), y esa es la parte padre. Que hoy en día no es necesario ser periodista, noticiero o un profesional de la comunicación para poder dar un impacto a la sociedad con nuestras ideas, y qué mejor que dicho impacto sea positivo. Sé que los bloggeros comparten estas ideas conmigo, y también la idea de lo divertido que es tener este tipo de espacios. Los que aún no lo tengan, les recomiendo que lo abran. Es, además de un pasatiempo, una manera riquísima de autoconocimiento y libre expresión. Desde que abrí este blog, me propuse subir al menos una entrada cada dos días (la verdad es que he intentado hacerlo diario) que de preferencia no aburriera a mis lectores por muy variados que fueran los temas, y admito que eso de la continuidad no lo cumplí desde el inicio. Pero lo he retomado y créanme, aunque sea con desveladas seguiré siendo responsable con este espacio que tanto me divierte y espero que a ustedes también.

Tal vez les suene tonto, pero como escritora (ahora de blog, en un futuro seguramente de algo más) me he planteado mis propias reglas. Se necesita tener una moral y ciertos principios hacia nosotros mismos, para entonces tenerlo hacia los lectores. Pero la principal de ellas, mi mantra diario, es siempre serle fiel a mis ideologías y a mi estilo. Cuando redacto algo, lo leo y lo releo y lo vuelvo a releer, hasta que me convenza de que para cualquier lector será algo placentero y digno de admirar. No importa que los lectores compartan o no contigo los criterios, pero no hay nada más nefasto –después de la mala ortografía– que un escritor falso, sin estilo propio, manipulado, contradictorio, indeciso o inseguro respecto a sus argumentos. Tómenlo en cuenta.

Finalmente, me pregunto si todos los que escriben en sus ratos libres comparten conmigo el deseo de publicar algún día un libro. Como escritores existen oportunidades para ver nuestro nombre impreso en columnas, revistas, periódicos, noticias… Pero no es acaso un libro lo más maravilloso que existe dentro de las publicaciones que el humano suele leer?

Anuncios

  1. Yo también vengo blogueando uff, no recuerdo desde cuando. Solía publicar 3 o 4 entradas diarias, luego me escaseaban las ideas y pasaba semanas que no publicaba nada. Luego aprendí a no publicarlo todo según creaba las entradas, sino que los programaba para que se auto-publicaran día a día, así siempre tenían algo nuevo que leer mis seguidores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s